Tu amor devuelta/C82 Capítulo 82 Patri
+ Add to Library
Tu amor devuelta/C82 Capítulo 82 Patri
+ Add to Library

C82 Capítulo 82 Patri

Sigo teniendo ese miedo a que Ayden me siga ocultando cosas, que tenga que apagar el móvil porque esa chica no deja de llamar, es mi marido y no tenemos porque hacer ese tipo de cosas.

Patricia entra al salón justo cuando nos estamos besando, noto algo en su cara, y le mando a su cama, voy a ver como duermen mis niños y Ayden me acompaña, como hace cuatro meses atrás.

Cuando abro la puerta de Patricia está llorando, pero de dolor, pide a Ayden que salga y él le da un beso en la frente.

- Está caliente. - me mira.

- Tienes fiebre. - Le toco yo la frente. Miro a Ayden - Traeme la medicina rosa que está en la nevera, vamos a la ducha.

- Me duele la barriga mucho mamá.

La niña se encoge de dolor, llamo a Amelie, necesito que venga mi madre ya, no tendría que haberse ido a su casa, cuando Ayden viene subiendo las escaleras yo voy bajando con Patricia en brazos.

- ¡Ey! ¡Ey! No la cargues, estas embarazada. - se enfada.

- Mi madre viene de camino puede ser apendicitis, ve encendiendo el coche nos la llevamos al hospital su pediatra esta de guardia.

- ¿A la clínica?

- Si Ayden, joder que te pasa. Reacciona.

Me quita la niña de los brazos y enseguida llega mi madre, se queda con los niños y yo me meto en el coche con mi niña en brazos.

- ¿Estas segura que a la clínica?

- Ayden, su pediatra esta de guardia, es su pediatra desde que la niña tiene seis meses ahora mismo que tu amiga esté allí es lo que menos me importa.

Me doy cuenta de lo mal que le hablo, pero no puedo evitarlo. Llegamos al hospital, su pediatra la coge enseguida y tiene lo que dice mi madre apendicitis.

Abrazo a Ayden.

- Lo siento, te hablé mal.

- No te preocupes estás nerviosa.

- Gracias.

Le doy un beso, y él me lo devuelve. Hasta que volvemos a escuchar que le llaman.

- Ayden.

- Madre mía. No sé corta ni un pelo. - suelto en español.

Ayden se ríe.

- Haber bonita, estamos aquí por mi hija, mi marido está aquí por nuestra hija, dejanos en paz, seguro que tienes cosas mejores que hacer. Y no te acerques a mi hija.

- Ayden, me puedes hablar.

- ¿No has escuchado a mi mujer? Ve a trabajar, dejanos tranquilos.

Vuelve a abrazarme y me da un beso.

- Vamos a sentarnos cariño.

- Estoy muy nerviosa, Patricia no nos dijo nada, nos vió en el salón y no dijo nada, si me hubiera dicho algo...

- Patri, en mis sueños a Marie le daba apendicitis y luego te secuestraban.

- ¿Qué? Ni me acordaba del sueño Ayden, eso que tiene que ver.

- Se repite, quiero que a partir de ahora no te escapes, es más, que te lleven ellos.

- Ayden solo ha sido un sueño. Además es a Patricia que le ha dado apendicitis no a Marie.

- Si justo después de tu cumpleaños como a Marie. Solo tomemos precauciones más estrictas estos días.

- Pedro no me va a secuestrar Ayden.

- Está Pablo...

- Y tu amante...

- No empieces.

- Estoy nerviosa Ayden... tengo a mi hija ahí dentro Ahora mismo.

Ayden vuelve a darme un beso.

Y mi genicologa pasa por donde estamos.

- Señora Williams, ¿que hace todavía aquí?

- He tenido que volver a mi hija le dio apendicitis y la están operando.

- Vale, pues esté tranquila, no coja nervios.

- Le quería comentar una cosa, iba a esperar al lunes, pero ya que la veo.

- Claro dígame.

Me aparto de Ayden.

- Lilian ¿estará mucho tiempo de baja?

- Pues me temo que si.

- Entonces me gustaría que me recomendara otro genicologo en otra clínica, aquí hay una enfermera la cual no me gusta nada y no quiero que me vuelva a tocar.

- ¿Ha pasado algo?

- Básicamente el tío al que su enfermera intenta ligarse, por más que no le coja el teléfono es mi marido, le ha dado un beso delante mía y no se ha cortado en llamarlo delante de mí hija, y usted misma me está diciendo que no coja nervios y si cada vez que tenga revisión que será cada semana tengo que verla, va a ser complicado.

- Lo hablamos el lunes, usted tranquila.

Me vuelvo a sentar, yo apoyo mi cabeza en su pecho, y con lo cansada que estoy se me cierran los ojos.

Me despierto con un beso sabor a menta.

- Cariño, ya salió de quirofano. - me dice Ayden.

- ¿Me quedé dormida?

- Solo media hora, deberías ir a casa a descansar.

- No, Patricia me querrá ver cuando se despierte. Ve a descansar tu, ve a casa.

- No, no pienso dejarte sola.

- Llamo a mi madre para que venga más tarde y nos vamos los dos a casa a descansar.

Nos llevan a la habitación donde nuestra niña aún duerme.

- Por lo menos recuestate en el sillón. Tienes mala cara cariño.

- Ha sido un día muy largo.

Ayden se sienta y yo apoyo mi cabeza en sus piernas él me acaricia el pelo y noto como enseguida se me cierran los ojos.

Despierto escuchando voces, es Ayden, y está discutiendo con alguien, cuando abro los ojos no me puedo creer, esa tía está discutiendo con Ayden, y en la habitación de mi hija.

Report
Share
Comments
|
Setting
Background
Font
18
Nunito
Merriweather
Libre Baskerville
Gentium Book Basic
Roboto
Rubik
Nunito
Page with
1000
Line-Height